Belén Aguilera: «pienso en todo lo que tuve que pasar por no ser canónica y es horrible»

Belén Aguilera es una de las artistas españolas que describe lo que muchas personas sufren en silencio. Con su último disco «superpop» ha revolucionado a media España, llevando la salud mental por bandera. Una artista, que demuestra que los sueños con esfuerzo y constancia se cumplen.

Coolturize: ¿Cómo está?

Belén Aguilera: Estoy muy bien, disfrutando por fin todo lo que se ha hecho durante mucho tiempo y con ganas de trabajar más. 

C: ¿Cuál es su punto fuerte como artista?

B: Algo que me gusta mucho de mí como artista, es que no me comparo con otros y soy capaz de admirar sin sentir que me hacen sombra. Soy muy conocedora de mis puntos fuertes y débiles. Uno de mis puntos fuertes es mi nivel vocal, creo que se me da muy bien expresar mis sentimientos con mi música. 

“La música es un canalizador de sentimientos”

C: ¿Cómo ha evolucionado como artista desde sus primeras canciones?

B: Ha habido una evolución en los temas que trato, la dificultad melódica, otro tipo de estructura con la que antes no me atrevía. “Con este disco he arriesgado mucho, pero sin perder mi esencia de querer transmitir lo que llevo dentro”. 

Belén Aguilera en el backstage de su concierto

C: Alguna de esas veces de las que cantaba delante de su piano en su casa, ¿pensó qué iba a ayudar tanto psicológicamente a la gente? 

B: Me parece muy guay que la gente se sienta identificada con mis letras; yo creo que más que “psicóloga de España”, con mis letras he podido ayudar a que la gente no se sientan tan sola. 

Me siento como alguien que ha estado investigando durante mucho tiempo y ha hecho una tesis de la que la gente aprende, así me siento con Superpop.

C: ¿Cómo está siendo esta gira?

B: Está siendo espectacular, no he podido soñar algo mejor. Lo estoy viviendo como un sueño. Al principio cuando saqué el disco, no estaba en un buen momento vital y me daba mucha rabia no poder estar disfrutándolo. Comenzar los directos ha sido lo que me ha hecho estar bien y empezar a disfrutar de lo que estaba haciendo. 

 

“Esta gira la he hecho completamente yo, lo he montado absolutamente todo… era una presión personal muy grande”.

Al principio no éramos conscientes de la repercusión que iba a tener el disco, entonces decidimos ser muy cautelosos con el aforo de las salas, ha superado con creces mis expectativas. No paramos de trabajar, así que seguro que vais a tener muchas oportunidades para ir a otros conciertos. 

C: En uno de sus conciertos, mientras cantaba “Mía”, tuvo que pararse de la emoción… ¿qué supuso para tí?

B: Mía tiene un significado muy bonito, pero muy doloroso. Cuando veo chicas que se emocionan con ellas y lo están viviendo tanto y es una canción que he escrito yo es muy emocionante. Como es una canción dolorosa, ver también que lo han pasado mal y se están sintiendo identificadas con la letra me duele mucho. 

C: ¿Cuál es la canción que más te emociona cantar en el concierto?

B: Niña de ojos tristes y T’estimo, con esta canción sé que voy a llorar mucho en el concierto de Barcelona, porque van a estar mis amigas y son las culpables de esta canción.

C: ¿Tiene alguna anécdota que no vaya a olvidar en la vida?

B: Cuando empecé a tocar el piano, fui a probar y la profesora me dijo que yo no estaba hecha para tocar el piano, que me dedicase a hacer otra cosa. Soy consciente de que lo dijo, porque yo no era elegante, no era delgada, no era la típica niña con dedos finitos y monísima. No era digna de tocar el piano, pero desde aquí le mando un besito. 

A las chicas el físico nos machaca desde pequeña. Es agotador que midan tu valía por tu físico. Me paro a pensar en mí de niña y todo lo que tuve que pasar por no ser canónica y es horrible. 

C: ¿Qué sería lo más loco que se atrevería a hacer en el mundo musical?

B: Me atrevo con todo, cuanto más atrevido, más me gusta. 

C: Antes de publicar Superpop, ¿era consciente de lo terapéutica que podía ser la música?

B: Para mi la música siempre ha sido terapia. A nivel creadora la uso para sanarme yo, no tanto para ayudar a los demás, eso ha sido como un efecto colateral. 

C: ¿Cuál es la mayor reflexión de la vida?

B: “Todo se acaba y hay que disfrutar mientras eso no se ha acabado; hay que disfrutar lo bueno y llorar lo malo”.