El pasado lunes 8 de julio, la firma Custo Barcelona daba comienzo a la cuarta jornada de la 70º edición de MBFW Madrid, siendo el último desfile que la firma hará en España, ya que se traslada a Italia, de la mano de Velmar.

La colección bajo el nombre Je te quitte (te dejo), nos muestra a una mujer individualista que quiere ser escuchada, de la que podemos destacar detalles como el colorido, los acabados metalizados y el contraste de texturas.

Sin olvidarnos de la pieza más llamativa de cada look: gafas de sol con escritos en la lente.

Tras esta despedida agridulce, Duyos presentaba Pura Vida, colección inspirada en Costa Rica.

 

En la que hemos disfrutado de una puesta en escena divertida y diseños llenos de tonos verdes, azules, rosas y anaranjados, acompañados de lentejuelas.

 

El diseñador gallego Roberto Diz ha homenajeado a Portugal en sus diseños, versionando los trajes tradicionales del país vecino y estampando en ellos los típicos azulejos.

La paleta de color que ha usado para la colección han sido tonos cálidos como el naranja y el mostaza para las prendas más fluidas, y tonos más oscuros para los diseños más rígidos.

Hannibal Laguna lleva a la pasarela madrileña la colección Clorofila, llena de flores y, como novedad, incluyendo el corset.

La más divertida de todas no podía ser otra que Agatha Ruiz de la Prada, esta vez haciendo un homenaje a la revista HOLA! por su 75 aniversario, estampando así todas sus prendas.

El argentino Roberto Torretta, en su colección nos ha mostrado la mezcla entre lo masculino y lo femenino, añadiendo a prendas masculinas vestidos de flores y blusas de gasa.

Durante el desfile, ha cambiado de un estampado romántico y floral a pedrería y lentejuelas.

Y para cerrar la jornada, Maria Ke Fisherman presenta su colección en Puente de Toledo. La colección está creada en su totalidad en punto, las cuales son piezas únicas hechas a mano por monjas carmelitas de Huelva.