Retos a los que se enfrenta Marta Ortega como presidenta de Inditex

Los efectos de la pandemia, el cierre de las tiendas de Inditex en Rusia y la crisis en la cadena de suministros. Son solo algunos de los retos a los que Marta Ortega tendrá que hacer frente a la cabeza de Inditex. 

 

POR: ELOISA CARRANZA 

No era un episodio de Succesion pero lo parecía. Hace unos meses Inditex anunció el nombramiento de Marta Ortega, hija del fundador, como nueva presidenta no ejecutiva de la compañía a partir de abril. Tomará el relevo de Pablo Isla, quien estuvo al mando de Inditex durante casi dos décadas. Es cierto que a más de uno de nosotros nos encantaría estar en su lugar. No obstante, la heredera va a encontrarse con un imperio agitado por los retos que sacuden a la industria de la moda estos días. Veámoslos: 

Dirigir Zara sin Rusia: el segundo mercado de Inditex después de España

La invasión rusa en Ucrania ha traído graves consecuencias. Inditex anunció hace unas semanas el cierre temporal de todas sus tiendas físicas situadas en Rusia y del canal online del país. La firma gallega manifestó que no podía garantizar la continuidad de las operaciones comerciales en dichas circunstancias. Seguro que no fue una decisión fácil de tomar, ya que para Inditex, Rusia es su segundo mercado en términos de ingresos después de España. Y es que allí cuenta con más de 500 tiendas (de las cuales 86 son Zara). 

Bajo el liderazgo de Pablo Isla, Rusia se convirtió en uno de los puntos estratégicos de venta del gigante del retail español. En 2019, los resultados alcanzaron la envidiable cifra de 229 millones de euros. Y aunque, como todos sabemos 2020 no fue el mejor año, consiguieron obtener nada menos que 86 millones de euros en este territorio. Para poder verlo con perspectiva, los ingresos en este país, suponen para la marca fundada por Amancio Ortega, el 5% de los obtenidos globalmente. Además, si a eso le sumamos el cierre de sus tiendas en Ucrania, en total supone la pérdida del 9,1% de su negocio. 

Asimismo, según MacroYield, una compañía dedicada al análisis de mercado, Inditex es una de las 30 empresas más afectadas por el conflicto ruso ucraniano. Siendo, también, la única de origen español que aparece en el ranking. Ante este panorama nada alentador, ¿cuál será la estrategia de Marta Ortega para que este inconveniente no afecte a la marca fundada por su padre?

Los problemas en la cadena de suministros internacional 

Uno de los principales retos que afectan la industria de la moda en la actualidad es la crisis en la cadena de suministros mundial. Las grandes multinacionales se han visto gravemente afectadas por la crisis logística y de suministros de los productos procedentes de Asia, en concreto de China. La escasez de barcos y de los  contenedores que transportan la mercancía ha generado un aumento del coste del transporte marítimo, normalmente el más barato. Por otro lado, el transporte aéreo, caracterizado por ser el más rápido, tampoco ha vuelto a los precios prepandemia. ¿En qué se traduce todo esto para Inditex?

Retrasos. Retrasos de hasta más de tres semanas en todos los niveles de la cadena de suministros. En consecuencia, resultan afectados desde la fabricación hasta el envío de los artículos a las tiendas o a sus distribuidores. Acostumbrados a ver la moda como un escaparate de productos terminados, muchas veces no sabemos cuál es el proceso que permite que las empresas, incluida Inditex, nos muestren infinitas prendas en sus estantes. 

Para hacernos una idea, los fabricantes de elementos básicos como hebillas o cremalleras están teniendo problemas para abastecer la demanda de las empresas de moda. A su vez, eso genera sucesivos retrasos en la producción de productos finales. Provocando, por ejemplo, el almacenamiento de pantalones sin cremalleras o zapatos sin cordones. Todo esto desencadena en el principal de los problemas: la llegada tardía de los artículos a los puntos de venta. Y en una industria como la de la moda, en la cual se funciona por temporadas, supone la pérdida del momento álgido de ventas. Hecho que afecta aun más a firmas como Inditex, que nos enseñan novedades semanalmente.

Incertidumbre y preocupación de los inversores de Inditex.

Las acciones de Inditex se desplomaron cerca de un 6% el día que se anunció a Marta Ortega como nueva presidenta no ejecutiva. La diferente trayectoria y experiencia de la heredera en comparación con Pablo Isla, preocupa a los inversores.

La incertidumbre es comprensible, los logros de su predecesor nos dejan a todos sin palabras. Desde que Isla fue nombrado director general en 2005, Inditex se expandió de una forma imparable, logrando quintuplicar el valor de sus acciones. Además, convirtió a su fundador en uno de los hombres más ricos del mundo. Por otro lado, aunque Marta Ortega ha trabajado en Inditex durante una década, nunca ha ocupado un cargo de alta dirección. Ella se ha encargado principalmente del fortalecimiento de la marca Zara y su imagen, algo que inquieta a los inversores. No obstante, gracias a su trabajo ha conseguido dar un aura de elegancia a la cadena  líder en fast fashion. Por ejemplo mediante la creación de la linea premium SRPLS o de colaboraciones como la colección realizada con Charlotte Gainsbourg.

El resurgimiento del Covid en China 

Cuando empezábamos a pensar que podíamos decir adiós al Covid, parece que en algunas zonas del mundo la situación no es la misma. En las ultimas semanas, China ha registrado un elevado número de nuevos casos. Esto ha provocado el cierre de regiones enteras del país y la vuelta a medidas estrictas para contener los brotes de contagio. 

Ante esta situación, la industria de la moda se tambalea de nuevo. Puede que algunos no quieran admitirlo, pero la dependencia del sector con este país es fuerte. Nada menos que entre el 60 y 70% de adornos y accesorios del mundo es producido en China. Si a esto le sumamos, la actual crisis logística, el resultado puede ser fatal. 

Algunos eventos como Chic Spring Shanghái, la feria de moda más grande de Asia, ya han sido pospuestos. Y varios centros comerciales han anunciado su cierre temporal. 

Además, este no es el único reto proveniente del continente asiático. La famosa tienda online Shein ha conseguido convertirse en un duro competidor para Inditex. Aunque la firma gallega ha invertido más de 1.000 millones en su comercio online, no consigue librarse de la sombra de esta empresa asiática. 

Todas estas dificultades han empezado a pasar factura y las consecuencias ya son visibles. Inditex ha comunicado que subirá los precios un 2% en España y un 5% mundialmente, con el objetivo de poder mantener su margen de beneficio.

Como vemos, los desafíos a los que deberá dar respuesta Marta Ortega como presidenta no son pocos. Y sin duda, sus decisiones marcarán el futuro de la compañía en los próximos años. Comienza una nueva etapa para Inditex.

Coolturize Team

Celia Amieva, redactora de lifestyle y gastronomía.