La sastrería femenina ha evolucionado de tal manera desde sus inicios que el hecho de no tener una blazer en nuestro armario actualmente nos parece algo imposible.

A pesar de que los algunos diseñadores de moda ya sacaron a la luz los primeros trajes para mujer, fue Yves Saint Laurent quién impulsó esta idea en los años sesenta con la intención de dotar a la mujer de libertad equiparando su vestimenta a la de los hombres. Figuras tan conocidas como Annie Lennox, Twiggy e incluso Diana de Gales fueron pioneras en lucir sus trajes décadas atrás.

Desde entonces, el traje es un básico de armario y ya no solo lo vemos como un clásico para llevar a la oficina, si no para vestirlo en celebraciones y eventos. Los diferentes cortes, colores y texturas nos permiten crear looks para numerosas ocasiones. Además, es tan versátil, que podemos llevarlo en cualquiera de sus versiones -de corte recto, oversize…-, con cualquier tipo de calzado -desde sneakers a tacones- y combinarlo con multitud de accesorios. Las posibles combinaciones son innumerables y siempre es una buena alternativa al clásico vestido que acostumbramos a llevar.

Con el paso de los años, el traje ha perdido su género, colmando de elegancia a quién lo lleve puesto. Ya lo dijo Charlotte Casiraghi: “it´s about being masculine and femenine at the same time”.

 

Kate Davidson Hudson wearing bordeaux suit is seen outside Giambattista Valli during Paris Fashion Week (Photo by Christian Vierig)
Julia Pelipas wears a pink blazer jacket, flare suit pants, a white shirt, outside Haider Ackermann, during Paris Fashion Week, France. (Photo by Edward Berthelod)
PARIS, FRANCE – SEPTEMBER 29: Chrissy Rutherford wearing suit with . (Photo by Christian Vierig)
TBILISI, GEORGIA – NOVEMBER 04: A guest is seen wearing white turtleneck, pastel suit and a guest wearing grey. (Photo by Christian Vierig)
Belén Pérez

Estudiante de Marketing y Comunicación de Moda. Arte, estilo y tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.