La ruptura del género a través de la vestimenta

Ruptura del género

La incorporación de siluetas y prendas “más femeninas” en el armario masculino se hace hueco en las pasarelas de las semanas de la moda mediante la llamada ruptura del género

POR: ALEJANDRO GUEVARA

Faldas, uñas pintadas, bolsos y vestidos son solo algunas de las pinceladas que se están introduciendo a un ritmo acelerado en el armario masculino. La idea de la masculinidad frágil ha ido cobrando importancia en los últimos años, hasta el punto de que la ruptura del género en la ropa llega a los principales eventos de la industria de la moda a nivel mundial. En las últimas presentaciones de la Semana de la Moda de Milán y, posteriormente, la celebración en la capital francesa, no únicamente se han mostrado lo que serán las tendencias para la próxima temporada, sino que algunas marcas han revelado su apuesta por la feminidad y el glamour en los hombres. 

La ropa sin género es cada vez más sonada en los oídos de la sociedad. Al fin y al cabo, gran parte de las nuevas generaciones apuestan por un futuro completamente deconstruido en el que el género, como todo constructo social tradicional, sea abolido.  Es por ello por lo que en los últimos años se ha comenzado a eliminar el género de ciertas prendas como vestidos o crop tops, entre otras.

Fendi, Jonathan Anderson o Louis Vuitton son algunas de las firmas que se hacen eco de esta ruptura del género 

En las últimas semanas de la moda masculina (Milán y, posteriormente, París) se ha demostrado cómo grandes y reputadas marcas de moda de lujo apuestan por siluetas “más femeninas” en los armarios masculinos. Un ejemplo de ello es Fendi en la colección otoño/invierno 2022 diseñada por Silvia Venturini Fendi. Se apreciaba la deconstrucción de la sastrería masculina con un corte a la altura de la cintura. Así como jerséis y americanas con escote de barco o con el cuello en V, o un vestido largo de punto negro. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Fendi (@fendi)

El diseñador J.W. Anderson no podía quedar al margen en esta exploración de la masculinidad, y en la colección de su firma homónima mostró, también, su apuesta por la ruptura del género en ciertas prendas, concretamente en los crop tops. El diseñador mostró en su colección a modelos masculinos desfilando con zapatillas Mary Jane, numerosos crop tops de punto u otros materiales más transgresores y con siluetas incluso surrealistas. También llevó a cabo la conversión de numerosas prendas (como abrigos y chaquetas) a vestidos ceñidos a la cintura, buscando así los límites de la masculinidad en la vestimenta con un toque surrealista y camp.

Por su parte, el difunto Virgil Abloh resucitó en su última colección diseñada para Louis Vuitton, en la cual mostró un nuevo concepto de masculinidad donde hay cabida para el glamour y la sensualidad. Lentejuelas, botas de tacón, faldas, o una boda Vuitton en la que el novio porta un velo, son solo algunas de las últimas puntadas de Abloh que constituyen su legado en la moda, así como sus últimos gritos reivindicativos hacia una deconstrucción del género.  

 

Coolturize Team

Celia Amieva, redactora de lifestyle y gastronomía.