A partir de mayo de 2020, conoceremos los orígenes de los Juegos del Hambre, creados después de los “Días Oscuros”.

 

Suzanne Collins, escritora de la triología literaria Juegos Del Hambre, anunció el pasado lunes que había estado trabajando en una precuela de la exitosa saga. En concreto, fue Scholastic, la editorial encargada de su publicación, quien lo reveló con un tweet.

La trama se ubicará en la ya conocida nación de Panem, 64 años antes de la historia de Katniss Everdeen. Veremos un Panem destrozado por todas las fatalidades de los “Días Oscuros”, una era en que una rebelión obligó a establecer al actual sistema: el Capitolio.

Por ahora, la novela carece de título oficial; aunque la propia editora la haya llamado Novela Panem sin nombre. Cabe también la posibilidad que esta nueva obra sea llevada a la gran pantalla, pues así lo ha insinuado el presidente de Lionsgate. Este afirmó que la productora ha estado en contacto con Suzanne Collins durante todo el proceso creativo y que está entusiasmado por seguir trabajando con ella.

Y según declaraba la propia autora: “Con este libro, quería explorar el estado de la naturaleza, quiénes somos y qué percibimos para nuestra supervivencia. El período de reconstrucción 10 años después de la guerra, comúnmente conocida como los Días Oscuros, mientras el país de Panem se recupera, proporciona un terreno fértil para que los personajes se enfrenten a estas preguntas y definan así sus puntos de vista sobre la humanidad”.

Sin embargo, queda un interrogante por resolver. Aunque todo apunta que Collins escojerá la décima edición de los Juegos del Hambre -recordemos que Katnis Everdeen ganó la septuagésima cuarta edición- para luego hacer otra precuela y adentrarse en la creación de los Juegos del Hambre, falta saber si tendrá en cuenta el debate que abrieron las otras novelas.

LA ORIGINALIDAD ES LA CLAVE

La saga, además de satisfacer los gustos por la fantasía de los jóvenes (y no tan jóvenes), planteó varios dilemas. Principalmente, fue criticada por su falta de matices sentimentales y reales. La distopía no logró explorar el ser humano a fondo, dejándo abiertas cuestiones como el racismo y la supremacía blanca.

Ahora está por ver si la autora considerará estas sugerencias o simpelemente intentará prolongar el rotundo éxito de la franquicia. En caso de ser así, podría fácilmente remontarse a la vida de los antepasados de los personajes principales. O narrar cómo empezó todo para los veteranos. Sin duda, una apuesta muy poco arriesgada que quizá no sea tan segura como parece.

Los Juegos del Hambre fue perdiendo popularidad progresivamente, al igual que Divergente. Probablemente, debido a la falta de un guión complejo que aporte algo más que el simple objetivo de maximizar beneficios. Así pues, si Collins busca replicar los logros de la saga original, tendrá que aprender de los errores del pasado.

Inés Beltrán

REDACTORA DE MODA

Siempre soñé con ser modelo pero lo mío no es el silencio. Adoro la moda y podría estar un dia entero hablando.