‘Lo veo por todas partes’, la obra de teatro que tienes que ver

“Soy una mujer educada en este mundo. Lo veo en las redes sociales, en las conversaciones, en los carteles del metro, en la publicidad y en los medios”.

En todas partes veo un rol femenino impuesto para confirmar el mito del amor romántico. La idea de un “para siempre” o “te necesito” que está presente en canciones, libros, películas…y nos convierte en buscadores constantes de un relación estereotipo exigida por la sociedad o, en los peores casos, víctimas mortales.

Pena, confusión, oxígeno y sumisión son las protagonistas de 4 historias basadas en hechos reales. 4 monólogos que dan voz a 4 de las muchas mujeres que viven dominadas, violadas, coaccionadas y alejadas del mundo por la figura masculina.

“LO VEO POR TODAS PARTES nace de la mano de 4 mujeres de distintas edades que deciden unirse para contar 4 historias, 4 intentos de mostrar una realidad que para la mayoría está oculta. 

Una realidad que sucede día tras día en todo el mundo, pero con la que todas y todos hemos aprendido a convivir sin ser realmente conscientes de todo lo que supone, integrándola en nuestras vidas como algo normal a lo que no hay que prestar mayor atención, siempre hemos vivido así.

Pero nosotras nos hemos dado cuenta, somos conscientes y necesitamos que se produzca un cambio, y se va a producir, porque ahora lo vemos.”

La novedosa obra de teatro de texto, dirigida por Nerea Barrios, logra mantener al público sentado tras acabar cada pase durante más de 15 minutos. En parte, gracias al trabajo de investigación llevado a cabo por un grupo de 8 mujeres: las 4 víctimas protagonistas de las historias y las integrantes del equipo técnico de la obra (Ana Amaro, Carolina Gistaín, Sara Williams y Nerea Barrios). Más de 6 meses de intenso trabajo de aprendizaje común que destapan una realidad silenciosa que no vemos hasta que nos dan la hostia en la cara “Muere una mujer asesinada y detienen a su marido”.

Interpretación

Las actrices protagonistas mantienen el hilo de tensión de la obra al dedillo. Muestran todo un proceso lento de frustración, sufrimiento y silencio con una interpretación de 100. Desde el personaje más jóven, Elena de Lara, una chica de 19 años guiada por el mito del amor romántico, pasando por el desgarre psicológico de Sara Ralla, hasta la más madura, Maria del Mar Basas, una madre que perdonará todo por salvar su embarazo.

El viaje de identificación en el que se sumergen las actrices nos lleva a pegar el culo a la silla sin pestañear, moviendo los ojos de un monólogo a otro. El ritmo narrativo es envolvente. La continuidad de las historias entremezcladas y la unión de las distintas partes a través de los acapella de Lara Palma nos trasladan de la acogedora Sala Mayko al cuerpo de una mujer maltratada.

Tema

La temática de la obra presenta tres muros de nuestra sociedad. Trump se queda en mantillas ante la barrera persistente entre mujeres y hombres. Un tradicional muro que se llena de pintadas cada vez que una persona destapa su spray de estereotipos.

Mito del amor romántico

El mito del amor omnipresente: “Por amor hay que estar dispuesto a darlo todo” Gran frase expuesta por todas partes. El amor idealizado como sentimiento superior a nuestra salud y nuestra personalidad.

NO dejes de ser tú mism@ por otra persona

“Para siempre…” La idea de que un amor debe durar para toda la vida crea expectativas erróneas y provoca la dependencia o la invisibilidad de malos tratos para aguantar “hasta que la muerte os separe”.

Thank u, next

El mito de los celos: “Los que se pelean se desean” La dominación no es relación. La idea del control sobre otra persona es una construcción cultural. La frase que desde pequeños nos gritan en el colegio convierten el sufrimiento y la posesión en algo necesario y positivo.

La comunicación, la confianza y el respeto son la base de la relación

“Quién bien te quiere te hará llorar” WTF? El amor no es violencia. El amor es lo que tú quieres que sea. No hay definición exacta de amor. No existe un recorrido marcado ni la medalla del amor. El amor no solo está en una pareja. El propio sustantivo de pareja ya me pone los pelos de punta. Las relaciones son entre dos personas, nadie es pareja de nadie.

Yo decido sobre mi misma y si me quieres acompañar en mi independencia perfecto

Otros mitos dentro del amor impuesto por la sociedad son: mito de la media naranja (existe una persona destinada para cada uno de nosotros), mito de la atracción (si esperas y te mantienes guap@ llegará alguien que te salve), mito del alma (hay que ser iguales en todo), mito de la compenetración sexual (una semana sin sexo es igual a una relación rota).

View this post on Instagram

#fail (Old one)

A post shared by Cécile✨(📷all my pics) (@cecile_hoodie) on

 

Machismo

“Las chicas son princesas con pelo largo, cocinan, limpian y tienen hijos”

“Los chicos son caballeros con puños, juegan al fútbol y no tienen miedo.”

Estas son las construcciones sociales que moldean a los niños los primeros años de vida. Acabemos con la presente psudoigualdad, igualdad de discurso pero no de práctica. Enseñemos que feminismo significa igualdad. Cambiemos el sistema patriarcal.

Las personas somos únicas, no somos hetero, homo, gay, trans, lesbi, bi, inter. La sociedad necesita abrazar una categoría reconocida socialmente. En este marco, la exigencia personal de reproducir la identidad de hombre o mujer es una forma de violencia hacia nosotros mismos. Estas expectativas nos limitan a pertenecer a un bando o a otro, en vez de poder explorar nuestra forma única de estar en el mundo.

¿Por qué no dejar a los niños llorar y a las niñas luchar? Recomiendo la Editorial Cuatro Tuercas para enseñar a los niñ@s pequeñ@s a ser lo que quieran ser.

Aquí os dejo un toque de humor para ilustrar algunos estereotipos que afectan a las mujeres pero que pasamos de largo porque están presentes desde el día en el que el óvulo de nuestra madre dejó pasar al espermatozoide de nuestro padre. Gracias @catana3el por abrirnos los ojos con tus Trues Stories.

 

Violencia de género

Según el informe sobre víctimas mortales de la violencia de género y de la violencia doméstica desde 2003 son 973 las víctimas de violencia de género. En Enero de 2019 ya son 6 las mujeres asesinadas por sus maridos. Ahora cerrar los ojos, obviar los asesinatos y derogar la ley de violencia de género.

Las mujeres no queremos asumir los roles establecidos pero hay hombres que siguen buscando esos estereotipos. Hay discordancia que deriva en imposición: uso de la fuerza física y psicológica para provocar el cambio. El hombre alfa no puede fallar en la consecución de sus objetivo y hace todo lo posible para conseguir su propósito: una mujer tradicional, sumisa y obediente.

 

En los medios se muestra cuando llega el final, la muerte de ella. Cada día evolucionamos más en las campañas que emergen. Pero queda camino por recorrer en la muestra de la tragedia detrás de cada caso.

Es importante apoyar iniciativas artísticas como el nuevo corto de feminista de PIXAR o la obra que da pie a estas reflexiones  Lo Veo Por Todas Partes en la Sala Mayko.

Aviso importante: querréis abrazar a la persona de vuestro lado al terminar la obra.

Estamos en un momento de retroceso. Los hombres regresan a posturas tradicionales para determinar quienes son “hombres, no mujeres”. No hay que bajar la guardia, sino educar, revindicar y demostrar más que nunca. Ahora que hemos aprendido qué no queremos para nuestra sociedad, vamos a evolucionar hacia una postura de igualdad y no de pseudoigualdad.

Duele, le duele, les duele, nos duele

Fecha: del 9 feb al 23 feb

Lugar: Sala Mayko – Espacio OFF

Entradas: atrápalas

Blanca Tormo

PRÓXIMO DESTINO: ACTRIZ DE MUSICAL Y COMUNICADORA AUDIOVISUAL. "FÍJATE EN EL DONUT, NO EN EL AGUJERO".