Peinado Studio sobre su nueva colección, ‘Atlántica’: «La visión que tengo es totalmente de una ropa de baño no binaria

TEXTO: ALEJANDRO GUEVARA (@alexxguevara)

El inicio de sus estudios en 2017 conllevó a la creación de su propia marca, Peinado Studio, en la cual Daniel Bernal Peinado (@madredecabras en todas sus redes sociales) ha plasmado desde sus ideales, hasta su creatividad, pasando por su propia historia, todo ello sin parar de demostrar a la industria de la moda y a la ciudad que lo vio crecer cuánto talento tiene aún por ofrecer.

El pasado verano de 2021, aún marcado por los estragos que dejó la pandemia del coronavirus, Peinado Studio decidió lanzar su primera colección de ropa de baño. Un conjunto de prendas que nacía de los inicios de la marca en torno al vestuario para Drag Queens y a las trucadoras para personas trans. Su pasión por desmontar el género a través de la vestimenta lo llevaron a diseñar una colección de bañadores en la que se fundían los códigos entre el tradicional bikini femenino y el slip masculino para desembocar en un diseño totalmente reconocible como Peinado Studio.

Tras vestir de nuevo a la cantante estadounidense La Goony Chonga para su concierto en Madrid de la mano de La Golfa Club el pasado viernes 26 de mayo, Peinado Studio lanza ahora la primera mitad de su colección Atlántica: una oda al mar que acompaña a los orígenes del diseñador. Nuevos bañadores, tote bags y hasta collares y pendientes son algunos de los componentes que marcan esta colección. Una colección que representa una de las tantas pinceladas de talento que Daniel Peinado dibuja en una exitosa carrera cuya banda sonora está marcada por la aguja de la máquina de coser.

Jose Jiménez (@josejmnz) en la campaña de Atlántica, de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

Alejandro Guevara: Creaste tu marca en 2017, año en el que comenzaste tus estudios en Diseño de Moda en la Escuela de Arte San Telmo, en Málaga. Desde entonces, ¿cómo consideras que has evolucionado como diseñador en Peinado Studio?

Peinado Studio: Sinceramente, he evolucionado bastante, pero porque he cambiado mucho la perspectiva. Es decir, no he estado trabajando como head design siempre, sino que muchas veces he trabajado para otras personas y, al final, eso me ha dado una capacidad de visión en cuanto al diseño. Esto es la capacidad de saber desmontar la pieza en mi cabeza antes de producirla para saber si es factible confeccionarla y con qué materiales.

AG: O sea, al trabajar con otras personas has conseguido de ellos y aprender, ¿no?

PS: Claro, al final trabajando para otras personas he aprendido eso y he adquirido más conocimientos de materiales y una visión más amplia del 3D. Sobre todo, he aprendido a ver un diseño y saber qué materiales voy a tener que utilizar, cómo me va a salir bien, qué es lo que necesita ese diseño, qué es lo que me pide para construirlo bien, etc.

AG: Aparte de la parte técnica, ¿crees que también ha inspirado en tu estilo el trabajar con tantas personas?

PS: Sí, bastante, o sea cuando hice el proyecto final de carrera se veía una evolución y madurez a la hora de diseño. Eso se nota muchísimo y, además, como esto es un constante aprendizaje al final vas produciendo piezas más maduras, es decir, piezas mejor conseguidas o más originales y, al final, más propias.

AG: Cuando creaste Peinado Studio principalmente te centraste en ofrecer diseños para Drag Queens. Aunque ahora mismo eso no parece ser el eje central de la marca, no te ha desmarcado del colectivo LGTBIQ+ ya que algunos de tus bañadores son trucadoras, los diseños son un poco sin género, etc.  ¿Qué papel juega el colectivo LGTBIQ+ en el imaginario de Peinado Studio?

PS: Pues todavía sigo trabajando con Drag Queens, pero mi forma de trabajar ha cambiado, ya que al final yo como diseñador noto muchísimo la diferencia entre las necesidades de una Drag Queen y la de una modelo. O sea, la veo la diferencia entre lo que necesita una Drag Queen para actuar a lo que yo puedo producir como diseñador. Entonces mi perspectiva al final está más enfocada hacia la moda que hacia el espectáculo. Por ello muchas veces reniego de eso, pero porque yo no me quiero centrar en espectáculo, yo quiero centrarme en moda.

Entonces es por ello por lo que a la hora de empezar a producir comencé con los bañadores y, en general, con la ropa de baño porque sabía que así podía entrar en algo más dedicado al cuerpo y no en sí al espectáculo, además de poder aportar mi granito de arena a unas necesidades que hay que cubrir a la hora de ir a la playa y tal.

AG: ¿Por qué tus inicios en el lanzamiento de colecciones han sido a través de la ropa de baño?

PS: Antes de empezar con la ropa de baño ya estaba confeccionando trucadoras para amigas. Entonces empecé por ahí, por la necesidad de ya no solo Drag Queens, que también, sino por la necesidad de amigas trans que necesitaban una ropa interior que se hiciese conforme a sus necesidades para que ellas se sintiesen a gusto y, encima, que fuesen cómodas.

Tras realizar eso, mi amigo me dijo: “Sabiendo que haces trucadoras y demás, podrías hacer ropa de baño, hacer bañadores, porque estaría interesado en dejar atrás estos tipos de bañadores que ni me gustan ni me favorecen”. Entonces ya ahí es cuando decidí sacar los bañadores del año pasado.

Jose Jiménez (@josejmnz) en la campaña de Atlántica, de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

AG: En comparación con los bañadores del año pasado se aprecian ciertos cambios en cuanto al diseño, pero mantienes la esencia de mezclar el slip masculino con el bikini femenino. ¿Por qué este diseño y no otro más normativo? ¿Por qué esa ruptura del género mediante la ropa de baño?

PS: Básicamente, a través de los bañadores del año pasado lo que quería era presentar un modelo que fuese totalmente mío, porque era mi patronaje y mi concepción, además de que el cliente pudiese decidir al 100% qué es lo que quería: cuál era el tipo de accesorio que más le gustaba o qué color prefería, por ejemplo. Entonces por eso eran DIY Swimwear (Do It Yourself).  Para que el propio cliente pudiese decidir y crear el bañador a su gusto dentro de unas posibilidades acotadas.

Este año es cierto que lo he acotado muchísimo más porque, al final, lo único que el cliente puede elegir es la paleta de color. Aunque de todos modos he incluido 12 colores en la nueva paleta por lo que hay una variedad bastante amplia de colores donde elegir.

Con los bañadores de este año lo que quería era mezclar lo que viene siendo por un slip masculino con los típicos bañadores de lazo femeninos, ya que la visión que tengo es totalmente de una ropa de baño no binaria. Obviamente tengo que ir modificando el patrón a las necesidades del cliente.

AG: ¿Por la talla y las medidas?

PS: Sí, y por la fisiología ya que obviamente unxs tienen paquete, otrxs quieren cubrirlo y otrxs no tienen paquete. Entonces es jugar dentro de eso, de poder crear la misma pieza de baño tanto para quien quiera un bañador trucadora, como que quiera un slip de baño normal o un tanga. Es decir, confeccionar la misma pieza sin excluir a nadie porque al final lo que ocurre es que para comprar una trucadora hay que ir a Translingerie y una persona se puede sentir excluida en sí por tener que ir a una página en específico de ropa solo para gente trans. Lo que yo pretendo con todo esto es que cualquier visión de género y de espectro se sienta cómodo y pueda llevar la misma ropa de baño sin sentirse excluidx.

«Confeccionar la misma pieza sin excluir a nadie»

Jose Jiménez (@josejmnz) en la campaña de Atlántica, de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

AG: Antes has dicho que en la colección del año pasado el cliente podía escoger entre los accesorios o el color, vendiendo así una cierta experiencia a la hora de comprar los bañadores. Mientras que este año has ‘prescindido’ de dicha experiencia, pero se podría decir que en contrapartida ahora el cliente tiene más colores para elegir, ¿no?

PS: Sí, y de todos modos los del año pasado siguen estando. Ya son como el básico en sí dentro de mi colección de baño. Los básicos de los accesorios van a seguir. Lo que pasa es que incluimos modelos nuevos que sean bañadores más divertidos, que el cliente tenga otra variedad para elegir.

AG: ¿La paleta cromática la fundamentas en algún tipo de idea en concreto o según como vaya surgiendo?

PS: No, simplemente basé la paleta cromática en tener los colores básicos que a mí me gustan, lo cual sería tener el negro, marrón, beige y gris. Esos para mí son como colores esenciales que tienen que estar sí o sí y ya después incluir los que tenía el año pasado que consiste en una paleta de colores amplia.

AG: Con respecto a la colección Atlántica, ¿qué te inspiró para llevarla a cabo?

PS: Atlántica es la colección completa de accesorios, complementos y swimswear, en la cual van a estar desde los slips hasta los tangas, las trucadoras, los bikinis, los collares, los pendientes, las bolsas de baño… todo.

Atlántica la he basado en dos de los fondos marinos que más representación tienen en la televisión y qué más han podido marcar a mi generación que son la Atlántica del rey Tritón de La Sirenita y Bikini Bottom de Bob Esponja porque también voy a sacar unas bolsas tote bag de playa, unas gorras pañuelos y una bucket hat de flores con un estampado similar al fondo marino de Bikini Bottom.

Lo de las perlas de los collares proviene, básicamente, de que al final las perlas donde se encuentran es en una ostra dentro del mar y la forma de los corazones la verdad que es porque me surgió haciéndolo y me gustó mucho cómo quedaba. Creo que favorece muchísimo al cuello, me encanta la forma porque es como súper mona ¿sabes? Es algo que realmente se aleja del concepto de lo marino porque, por ejemplo, yo nunca he sido una persona de llevar muchos collares y menos los collares hechos de piedrecitas y demás típicas de verano. Entonces, me gustaba el concepto de crear algo con las perlas que se saliese totalmente de los típicos collares de verano.

Collares de la colección Atlántica de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

AG: ¿Cuántas horas hay detrás de todo esto? Tanto del proceso creativo, como en la búsqueda de materiales, la confección, las pruebas, etc.

PS: Muchas porque llevo trabajando en la línea de bañadores (reajustando patrones y planteando diseños) desde enero. Desde entonces he estado haciendo las pruebas, determinando qué iba a incluir, qué no, si iba a seguir con la misma línea del año pasado o si la iba a retirar, cuántos modelos quería sacar de bañador este año, si quería sacar algún tanga, si todo iba en bañadores normales… con todo ese planteamiento desde principios de año.

AG: Con respecto a la sostenibilidad, las marcas emergentes podrían considerarse de por sí como slow fashion, pero es verdad que algunas marcas sí apuestan más por la sostenibilidad que otras. Algunas buscan en tejido sostenible u orgánico o buscan reutilizar los tejidos sobrantes, por ejemplo. ¿Cómo aplicas tú la sostenibilidad a tu marca?

PS: Primero de todo, mis productos son por pre-order. Yo no hago material en exceso, o sea no produzco de más. Entonces, como compro lo que necesito y produzco lo que se me pide no deshecho nada. Es más complicado porque al final acabo dando más vueltas por el hecho de decir “no tengo todos los materiales a mi disposición, pero sé que X paleta de color no me va a fallar”. Obviamente no tengo todos los materiales y según me van pidiendo voy comprando y voy produciendo, sobre todo para no gastar tanto en materiales. Hasta que el artículo no está pagado yo no produzco nada porque no tengo la garantía de que ese producto vaya a ser para alguien.

Jose Jiménez (@josejmnz) en la campaña de Atlántica, de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

AG: A muchas personas, sobre todo actualmente con los continuos debates en torno al fast fashion, les gustaría consumir slow fashion o marcas emergentes y muchas veces se amparan en el hecho del precio y de lo caro que es. Por ello acaban consumiendo en Inditex o en gigantes asiáticos como Shein. ¿Cómo les harías ver que es posible consumir de forma sostenible con un poder adquisitivo medio, medio bajo?

PS: A ver yo es que ha estoy harta de ser activista y tener que promover que la gente no compre fast fashion. Ya he dejado de intentarlo. Yo en mi cabeza me lo he achacado muchísimo, pero quien quiera de verdad y pueda lo va a hacer. Por ejemplo, tengo una amiga que lo intenta y me ha encargado tres corsés y se ha gastado 300€. Entonces está pagando por un buen trabajo bien hecho.

Hay gente que sí está concienciada, hay gente que sí quiere esto y les viene muchísimo mejor porque están hechas a su medida, están hechas para ella, están pensadas perfectamente en un consumidor. Porque el fast fashion no está pensado en un consumidor, se ha pensado en algo muy general, para un público muy grande. Lo mío está pensado para un grupo muy específico que sé que va a comprarme entonces no me voy a esforzar en reforzar a la gente qué es lo correcto.

«No me voy a esforzar en reforzar a la gente qué es lo correcto»

Collares de la colección ‘Atlántica’ – Cortesía de Peinado Studio

AG: Claro, además hay muchas personas que creen que porque unos pantalones le queden bien de cintura quiere decir que le quedan bien en general cuando eso no es así, ¿no?

PS: Exacto, se están quejando constantemente de que el pantalón de Zara, por ejemplo, les queda bien de cadera, pero grande de cintura. Pues básicamente porque ese pantalón no está hecho para esa persona concreta, entonces esa constante queja va a seguir porque los pantalones de Zara van a seguir igual. Una persona tiene unas medidas concretas, no tiene las medidas estándar, para eso ya están las modelos de pasarela que tienen unas medidas estándar que sí las cumplen y sí le quedan estupendo. Pero otrxs no, porque nadie las tiene, o sea el 10% de la sociedad tiene las medidas estándar, hay mil cuerpos distintos.

Jose Jiménez (@josejmnz) en la campaña de Atlántica, de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

AG: ¿Crees que esto está provocado por la mentalidad consumista que nos hace pensar solo en el volumen? El volumen de comprar más prendas por el mismo precio que una de slow fashion.

PS: Desde luego que sí, la gente prefiere tener más cantidad a más calidad. Yo, por ejemplo, eso lo he aprendido, es decir, el tenerles valor a las prendas. Me he deshecho de muchísimas prendas que no quería, que estaba harta de ella y que no me aportaban nada. Me he quedado con todo lo que sí me aporta.

Además, si yo veo que una prenda me queda bien porque me la han hecho a mi medida y me la han hecho a mi gusto sé que dicha prenda me va a durar muchísimos más años. Si te compras un pantalón del Zara y a los 10 meses están desgastados por la entrepierna o se te va a rajar es porque el material es malo y porque el pantalón no te queda totalmente bien.

AG: ¿En qué otras colecciones tienes curiosidad por experimentar con Peinado Studio?

PS: Me gustaría lanzarme de una vez a vender ropa, ropa en general. Pero es que al final es más específico, o sea las piezas son más grandes y todavía me falta pulir en ciertos aspectos, como por ejemplo, a la hora de realizar unos pantalones, ya que el pantalón tiene que tener un tiro específico, etc., lo cual lo voy a experimentando conforme voy trabajando conmigo mismo. Pero no es tan fácil conseguir en una camiseta, por ejemplo, una sisa perfecta con una manga que favorezca y quede bien, o tampoco es fácil conseguir un pantalón con un tiro que siente del todo bien.

Entonces se trata de ir trabajando poco a poco. Cuando esté preparado para volver a sacar algo así, pues lo sacaré, me gustaría de cara a este invierno sacar algo de ropa y volver a plantear otro proyecto como lo que hice con Genesis of Bizarre.

¿Qué crees que le depara el futuro a Peinado Studio?

PS: No lo sé la verdad, que me siga llegando trabajo porque al final yo a día de hoy Peinado Studio lo he desarrollado y lo he ampliado más hacia un estudio creativo. O sea, Peinado Studio es el estudio creativo en el que yo trabajo con otras personas y para otras marcas, hago sus producciones, sus prototipos, sus patrones… y llegará un momento en el que también de clase porque es lo que me gustaría. Después, Peinado es mi marca, la marca de ropa. Y quiero que las dos vayan hacia adelante.

Jose Jiménez (@josejmnz) en la campaña de Atlántica, de Peinado Studio – Cortesía de Peinado Studio

Puedes consultar la colección y sus precios en el Lookbook de Atlántica

TEXTO: ALEJANDRO GUEVARA (@alexxguevara)

Coolturize Team

Celia Amieva, redactora de lifestyle y gastronomía.