Renfe, quiero viajar con mi perro

Lorena Nuñez (@loreneque) y Jonan Wiergo (@jonanwiergo) son dos personas con un objetivo en común: que la cadena Renfe facilite sus medidas para poder viajar con los perros.

Jonan Wiergo, con más de 500.000 seguidores en Instagram, tuvo problemas para poder transportar en el tren a su perra Byron debido a que en los trenes de media y larga distancia de RENFE, incluyendo el AVE, sólo pueden viajar perros de hasta 10 kg dentro de un transportín.

El influencer no tardó en documentar la angustia de su can en redes y junto con la valenciana Lorena Nuñez, se creó la iniciativa #renfequieroviajarconmiperro. Esta idea también la habían tenido otros personajes influyentes como la presentadora de televisión Sandra Barneda en 2015 con su lema “perros al tren” que cosechó más de 160.000 firmas.

Aunque pueda sonar descabellada la idea de viajar con un Labrador de 30 kilos al lado, lo cierto es que hay países que ya han aprobado estas prácticas. Ciudades como Bélgica, Ámsterdam, Berlín o París ya se han ganado la etiqueta de dog-friendly.

Si ellos han podido, ¿por qué nosotros no?

El tren no es el único problema de estos animales en nuestro país, las personas sin hogar tampoco pueden entrar con sus mascotas en los albergues. La Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) impulsó la campaña #mejoresamigos en 2018, diferenciando siempre entre aquellas personas sin techo que de verdad quieren a su mascota, y los perfiles delictivos que explotan animales para mendigar.

¿Es España uno de los países de la unión europea más atrasado en cuanto a la integración de las mascotas?

Los animales pueden llegar a convertirse en un pilar, muchas veces como apoyo psicológico y moral. El uso del bozal, llevar a los perros atados o tener los papeles en regla, son posibles soluciones a una causa que cada vez encuentra más adeptos.

Si quieres unirte a la iniciativa de #renfequieroviajarconmiperro firma aquí

 

Natalia Mosquera

Proyecto de periodista. Tengo un blog de poesía ñoña pero soy una tía ruda. Amante del cine, la música, la fotografía y la cerveza bien fría.