La nueva película de Netflix 365 días ha sido de las más criticadas y peor puntuadas de los últimos tiempos, y con razón

El 2020 no deja de sorprendernos y mientras HBO borra de su catálogo la histórica Lo que el viento se llevó por racismo, Netflix añade al suyo 365 días, la película más misógina que he visto en mucho tiempo.

La fantasía de un enfermo

Este softporno está basado en la novela erótica polaca homónima y se proyectó en Polonia el pasado 14 de febrero, día de los enamorados, como estrategia de marketing. Aunque 365 días poco tiene que ver con el amor en realidad. La última vez que un secuestro se consideró algo romántico fue en 1991 cuando Disney estrenó La Bella y la Bestia.

Secuestrar a una mujer y abusar de ella no se puede normalizar como lo hacen Barbara Bialmas y Tomasz Mandes, directores de esta obra. Son crímenes. Este filme fomenta una relación completamente tóxica y llena de violencia y posesión por parte de Massimo, protagonista al que da vida el italiano Michele Morrone. Y da a entender que es justo eso lo que más excita a las mujeres.

La película expone una visión completamente distorsionada de lo que satisface a las mujeres

Parece mentira que pueda existir a día de hoy en el cine un personaje como el de Laura, esclava sexual de un hombre egoísta y agresivo, después del movimiento #metoo. Y lo peor es la actitud del personaje interpretado por Anna María Sieklucka ante todo lo que le ocurre. No solo se muestra conforme con que un hombre que no ha visto en su vida la retenga y haga con ella lo que le venga en gana, sino que además parece que ese juego le encanta y le pone y en tiempo récord hasta se enamora de él.

Es un insulto al amor y una burla obscena del síndrome de Estocolmo

Una trama patética

Entre Massimo y Laura en realidad no hay química alguna y los diálogos están vacíos.

Además, la historia no se sostiene por ningún lado y está llena de incoherencias:

  • Massimo jamás podría ser un jefe de la mafia porque no tiene ningún tipo de atributo para ello.
  • La mayoría de las cosas son totalmente previsibles y suceden sin causa ni efecto.
  • Nadie en esta película reacciona de forma normal.
  • Ella desaparece de la noche a la mañana y nadie la busca… ¿por qué su amiga no llama a la policía? ¿estaba justo de vacaciones en el trabajo? ¿su familia de repente no se acuerda de su existencia? ¿dónde está el miedo?
  • Él le promete que no hará nada sin su consentimiento, pero luego la ata a una cama, la amenaza con violarla y le obliga a mirar mientras mantiene sexo oral con otra mujer y poco después abusa de ella mientras está inmovilizada en un avión.
  • Cuando van de compras parece que de repente hemos pasado a ver ‘Pretty Woman’ hasta que vuelve a salir el monstruo que Massimo lleva dentro (y que nos tiene que parecer de lo más atractivo) coge del cuello a Laura como si de un animal se tratara y le dice: “yo decido cómo y cuándo te veo”.
  • A mitad de la película, de la forma más falsa imaginable, ella cae al agua y su maravilloso príncipe azul le rescata dando la vuelta a la tortilla por completo. “Me salvaste” dice ella. ¿Perdón? Pero si te ha secuestrado….
  • Por no hablar de la media sonrisa que asoma en el rostro de la azafata tras ser forzada a realizarle una felación al mafioso con tal violencia que la deja entre lágrimas.

Y podría seguir con una lista interminable.

Un peligro para las nuevas generaciones

Es preocupante que 365 días  sea lo más visto en la plataforma en tantos países. El filme se ha colocado como la película más vista de Netflix en Estados Unidos, España y el Reino Unido, además de estar entre los tres títulos más vistos en Alemania, Lituania, Suiza, Países Bajos, Bélgica, Turquía, Suecia, Austria, República Checa, Grecia, Rumanía, Sudáfrica, Portugal, India, Canadá, Israel, México, Argentina, Colombia, Nueva Zelanda y Malasia.

Educar a los más jóvenes en la idea de que a las mujeres les gusta la violencia, que se las puede comprar con vestidos y dinero o que ser guapo y rico te exime de tratarlas como se merecen es realmente peligroso.

De hecho, la organización Pro Empower ha pedido a Netflix que considere retirar 365 días, o que al menos pongan un aviso antes de su reproducción.

La única razón por la que está arrasando en Netflix es por el morbo sexual que supone y por el revuelo que ha causado la “belleza” de los actores protagonistas.

Pero las críticas del público también han sido muy fuertes y no ha superado el 2/10 en Rotten Tomatoes.

Laura Botta

Actriz y periodista enamorada de la vida y de la cultura. Cada día es una nueva oportunidad y algo extraordinario puede ocurrir. lauradsbotta@gmail.com