Ya hace tiempo que se zanjó el debate sobre la importancia del arte. Si bien ha sido despreciado en ciertas épocas históricas, su revalorización ha vuelto a darle tanto protagonismo como en la antigua Roma.

El concepto de arte siempre ha causado confusión. Pues, por mucho que la RAE se empeñe en definirlo como lo haría un clasista cultural, hay arte más allá de la escultura y la pintura clásica. Y esto lo saben los millennials mejor que nadie. Para ellos el arte no sólo es un pasatiempo, sino también una herramienta para transmitir un mensaje y sensibilizar a la sociedad.

No hace falta que sea bello como el arte clásico, ni llamativo como el arte pop. Simplemente buscan arte real, que despierte conciencias. Y no hay mejor forma que llegar a la gente que con las redes sociales. Basta con seguir a tu artista favorito para enterarte de todo: desde el proceso de creación hasta el resultado final. Es por eso que, hoy en día, todos podemos ser artistas.

Sin embargo, la nueva generación de artistas, a diferencia de muchas otras, no vilipendia el arte de los otros. Todo lo contrario. Se enriquece de él y lo reinterpreta aportando su propia visión. Quizá un punto de vista más afín a los ideales de la sociedad actual pero tan válido como cualquier otro. Mediante este acto, ensalzan el arte clásico (principalmente) y lo divulgan para que todos podamos disfrutar de él.

Es el caso de El Arte Pop, una cuenta de Instagram que asocia una obra clásica, característica del arte grecorromano, al titulo de una canción actual. De momento, han dado a conocer ni más ni menos que cien pinturas entre barroco y renacimiento como por ejemplo La Femme Damnée de Taessert cuyos ángeles representan a los cuatro felices de Maluma.

También en Instagram encontramos los collages de Mehmet Geren, un turco que refleja la antípatia de los lunes mediante la Piedad de Miguel Ángel. En la misma línea, nos fascina el sarcasmo de Stupid Art  o la autenticidad de @failunfailunmefailun.

A estos artistas se les une una oleada de creadores que ponen en valor el arte. La mayoría de ellos se encuentran en plataformas como YouTube que les permiten subir contenidos más extensos con los que explicar cuadros, esculturas o construcciones. En España, Ter es la máxima representante de este movimiento art-nerdCon una formación en arte, esta arquitecta hace una labor social y de divulgación al identificar videoclips con tendencias artísticas, hablar de estilos arquitectónicos o relacionar la civilización Minoica con las mismísimas Kardashian.

arte clásico
La Venus de Boticelli

Incluso Lola Índigo ha caído rendida a la Historia del Arte. Aunque ella no lo explica, sí le sirve de inspiración. En la portada de su videoclip de Maldición, pudimos ver una clara referencia a La Venus de Boticelli, pintura que trató de recrear. Algo similar sucedió con Bershka y Stradivarius que lanzaron dos camisetas con diferentes versiones de La Mona Lisa la temporada pasada.

lola índigo arte clásico
Maldición de Lola Índigo
Inés Beltrán

REDACTORA DE MODA

Siempre soñé con ser modelo pero lo mío no es el silencio. Adoro la moda y podría estar un dia entero hablando.