‘El Hoyo’ está siendo el estreno más viral de la última semana en Netflix. La película española, ópera prima de Galder Gaztelu-Urrutia y triunfadora en el Festival de Sitges, ha arrasado convirtiéndose en la película vasca más vista de la historia.

Instagram

La sinopsis de ‘El Hoyo’ dice así: En el futuro, los prisioneros se alojan en celdas verticales, observando cómo los presos de las celdas superiores son alimentados mientras los de abajo mueren de hambre. Una jungla de supervivencia donde solo hay tres tipos de personas: los que están arriba, los que están abajo y los que deciden saltar, incapaces de soportar esa agonía por más tiempo”.

La película, además de tener una historia muy potente y de lo más inesperada, cuenta con un elenco de actores y actrices que están que se salen en sus interpretaciones. Como protagonista encontramos a Ivan Massagué (El laberinto del fauno, Benvinguts a la familia). Y, como papeles secundarios encontramos unas impecables interpretaciones de Antonia San Juan (Todo sobre mi madre, La Que Se Avecina), Zorion Eguileor (La matanza, Estoy vivo) y Emilio Buale (Palmeras en la nieve).

Twitter

La buena conexión entre los miembros del elenco ha hecho que la película esté teniendo tan buena acogida, no solo a nivel nacional sino también a nivel internacional, ¡ya es número 1 en EE.UU.!

¿Qué pasa realmente en la película? ¿Cómo lo podemos interpretar?

Sin ninguna duda, Galder ha querido dejar un final abierto para que la audiencia se ponga a pensar en la metáfora que el ha querido mostrar en esta pieza audiovisual. Goreng, un ciudadano de a pie, decide meterse en el hoyo con un único objetivo: dejar de fumar, leer El Quijote y salir de allí con un título debajo del brazo, todo esto pasados los 6 meses de encierro. Pero la vida en el hoyo no es tan fácil, dependiendo del nivel en el que estés vas se vive mejor o peor. A esto se le suma que, cada 30 días, se cambia de nivel.

A rasgos generales podemos interpretar que es una potente y cruda metáfora del capitalismo. Nos deja ver la parte más terrible de los más necesitados (los que están en los niveles más bajos) muriendo de hambre.

Instagram

El pensamiento de Goreng está definido por su primer compañero de nivel como un pensamiento comunista, quiere que todo sea para todos igual. Mientras él intenta convencer a las personas de los niveles inferiores de que entre todos pueden cambiar la forma de funcionamiento del hoyo, todo se complica con los de arriba.

En la historia, entra en juego un personaje muy importante, el de Miharu, una mujer que mata solamente para encontrar a su hija.

 

¿Qué papel tiene la niña? ¿Es ella el verdadero sentido de la película?

Seguro que cuando has estado viendo la película y ha aparecido la niña inconscientemente has pensado que Miharu no mentía y que sí estaba realmente buscando a su hija.

La figura de la niña sí que es realmente el mensaje y no la panna cotta como decía el sabio en uno de los niveles. Goreng es el mesías cuya función es dar ese mensaje, un mero transmisor. Aquí vemos otra metáfora de Dios, como dice la Biblia, él murió para salvarnos dejando un mensaje.

Volviendo a la niña, puede que sea real o imaginaria, pero lo que debemos ver es que representa a la nueva generación, a toda la gente joven, y, de una manera más simbólica, a la esperanza. Con la figura de la niña, el director nos quiere abrir los ojos y ver que los únicos que pueden cambiar la forma de funcionar el sistema son los jóvenes. Los mayores siempre nos darán el mensaje que han ido cosechando y aprendiendo durante toda su vida, pero los jóvenes son los que quedarán para hacerlo realidad.

Instagram
Instagram

De esta forma el final pueda ser entendido de la siguiente manera. Goreng, con la ayuda de las alucinaciones de sus compañeros de nivel se da cuenta de que lo mejor para todo el sistema del hoyo es que él muera después de haber dejado su mensaje, la niña.

La puesta en escena del final está cuidado al más mínimo detalle. La luz cenital que ilumina la mesa de comida con la niña representa el mensaje, la salvación, la esperanza. Mientras que, por otra parte, la oscuridad es el fin, la muerte, a lo que se tiene que enfrentar el protagonista para que el mensaje dé su fruto. Al fin y al cabo, Goreng representa el sistema que quiere romper, por eso no puede ascender con la niña, que representa el único ser inocente de toda la instalación.

¿Cuál es tu reflexión? 

Aquí os dejamos un tuit que da mucho sobre lo que pensar en la importancia de esta película en estos tiempos que estamos viviendo:

Juan Carlos Sastre

Director de Comunicación

Cofundador. Maestro y Comunicador Audiovisual. Amante del mundo del arte en todas sus vertientes. juancarsastre@gmail.com