Ansiamos los comienzos de mes por las nuevas oportunidades que estos nos brindan y por las novedades en los catálogos de plataformas streaming como puede ser Netflix. En base a ellos nos planificamos los próximos atracones seriéfilos. Ahora es el turno de Emily in Paris.

 

Este 2 de octubre se ha añadido al catálogo de Netflix Emily in Paris, una comedia romántica lejos de convencionalismos con Lily Collins como protagonista. Una primera temporada de 10 capítulos, de aproximadamente treinta minutos cada uno, sobre la vida Emily.

Lily Collins como Emily

La protagonista de este nuevo drama romántico es Lily Collins, actriz y modelo británica-estadounidense, que ya cuenta con un bagaje interpretativo como el de Blancanieves, donde trabajó junto a Julia Roberts; o otras producciones como la serie Hasta los Huesos  la película Extremadamente cruel, malvado y perverso, ambas en Netflix o la mini serie de Los Miserables  de Movistar +.

Y ahora bien, ¿quién es Emily?

Emily (Lily Collins) es una joven de Chicago que trabaja como ejecutiva de marketing en una empresa de renombre. En los avances de la empresa, ésta, buscando éxito, se fusiona con una marca de lujo francesa, lo que le supone a Emily una suculenta oferta de trabajo en París, donde además vivirá nuevas experiencias.

Del productor Darren Star

Emily in Paris se convierte en el proyecto más reciente de Darren Star, uniéndose a una larga cosecha de éxitos de este productorcomo Melrose Place, Sensación de vivir, Sexo en Nueva York o Younger.

Sabemos que para sus proyectos Darren suele apostar por explorar la ambición femenina. Muchos, desde el anuncio de esta nueva serie, establecieron comparativas con la historia de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, pero la realidad es bien distinta.

Fue el mismo productor quien desvinculó ambas series. Emily in Paris se convierte en un viaje de autodescubrimiento marcado por la ambición de la joven por encontrar su lugar en el mundo. Lejos pues del Nueva York de Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte. Desde Emily in Paris se busca la supervivencia en un país extranjero lejos de la gran manzana, donde experimentando entre culturas y aventuras, una debe encontrarse a sí misma.

Las pinceladas de Sexo en Nueva York también se ven reflejadas en el vestuario de la serie, a cargo de Patricia Field, quien también estaba detrás del de SATC. También está muy presente el estilo de Audrey Hepburn.

Un billete de ida a Paris

Las aventuras de Emily se convierten en el pasaporte para los espectadores a un París a través de los ojos de Lily Collins. Una mujer, poco viajada y originaria de Estados Unidos que se enfrentará a las particulares actitudes de los franceses nada receptivos a su versión más americana.

Amor en tiempos de Instagram

Cómo en toda comedia romántica tenemos drama y amor a partes iguales. En este caso la otra cara del romance es Gabriel, el atractivo vecino de abajo con el que vivirá una historia al más puro estilo millenial.

Las relaciones de la protagonista con el sexo opuesto, se convertirán en el detonante de muchos y variados debates como el feminismo o el empoderamiento, pero lejos de ser una serie catalogada como feminista.

 

Emily in Paris va más allá de convencionalismos, no aspira a ser una serie transgresora pero la inocencia y la actitud de Lily Collins te adentran en la serie a la vez que te alejan del presente y te envuelve en un clima del que difícilmente se puede salir. Es pues la serie perfecta que trae consigo distracción, desconexión, risas, París y moda.

Sara Santatecla

Maestra, reinvindicativa, feminista y libre. Adoro escribir, vivir, el arte en general y la educación especial. Todo momento tiene su banda sonora.