En estas tierras, Halloween apenas trasciende del mero status de fiesta que tanto abunda y es por ello que los disfraces -en caso de que existan- son algo así como los ropajes sobrantes que las abuelas consiguen enmendar. El de las celebrities es otro mundo completamente diferente: la excentricidad de sus looks diarios se acrecienta la noche del 31 de octubre para dar cabida a las propuestas más camp del año. Desde luego este 2019 no han faltado ni monstruos espeluznantes ni figuras afables entre las listas de invitados.

View this post on Instagram

MARILYN MONROE 💎💗 // @vmagazine @gregswalesart

A post shared by Kylie ✨ (@kyliejenner) on

Las fiestas anuales de la alemana Heidi Klum se han convertido en una institución de Hollywood, no tanto por sus invitados sino por los disfraces de estos. Sin embargo, es la anfitriona quien siempre lograr eclipsar al resto -y no es precisamente por su disfraz de fuegos artificiales. En esta ocasión, la modelo se sumergió en un arduo proceso de caracterización para convertirse en la versión moderna de Frankenstein. Parece que la hubiesen sacado de un atroz experimento a medio hacer puesto que los órganos han quedado a la vista.

View this post on Instagram

🤗🖤

A post shared by Heidi Klum (@heidiklum) on

Siguiendo con la notoria fiesta un largo repertorio de sonados nombres asoman, y con ellos sus caretas mas horripilantes. Una correctísima Taylor Hill simulando a Linterna Verde, una llamativa prostituta con tintes de espía encarnada por Elsa Hosk y Georgia Fowler de Audrey Hepburn son excelentes ejemplos de cómo salir de un apuro a última hora, pero nada más. Cabe decir que la faena también tiene su mérito pues otras como Barbara Palvin ni tan siquiera se han tomado la molestia de visitar el bazar que quedaba a dos manzanas.

Afortunadamente hay quienes se lo curraron un poco más. Grace Elizabeth, a medio camino entre heroína del espacio y sirena de Ulises, es una de ellas. También destacó su amiga y compañera de profesión Anok Yai que se enfundó en un triquini blanco hiperrealista que intentaba imitar a la diosa de la meteorología de X-Men, Storm. Dejando a un lado dicha fiesta, Catherine Zeta-Jones mostró su gran admiración por el símbolo sexual de los años treinta Jean Harlow. Y, como no podía ser de otro modo, el disfraz le quedaba como un guante.

Anok Yai caracterizada como Storm

Las Kardashian tampoco se quedaron atrás y asistieron en su mayoría a la fiesta de cumpleaños de su hermana Kendall Jenner engalanadas con sus mejores ropas. La mayor de la familia, Kourtney, cegó a los asistentes vestida de Dolly Parton y Kylie Jenner se postuló como el hada descafeinada. Completaron la celebración las hermanas Gigi y Bella Hadid, disfrazadas de Jim Carrey y Cat Woman respectivamente. Sin embargo, fue la anfitriona la más radiante, literalmente. Por si su dorado vestido de hada no era bastante mágico, se rodeó de caballos blancos sacados del paraíso.

View this post on Instagram

Sickos never scare me At least they're committed

A post shared by 🦋 (@bellahadid) on

View this post on Instagram

forest fairy

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

En un ambiente más family-friendly, los auténticos protagonistas fueron los dibujos de animación. Mientras Kourtney e hija decidieron ubicarse en el film de 101 dálmatas, tanto Kim Kardashian como Bella Hadid se decantaron por los picapiedras en clave sensual. Pero, sin lugar a dudas, Kim Kardashian imitando a Elle Woods ha sido lo mejor de la semana. Quizá no sepas de quién hablo, ¿y si te digo una rubia muy legal? Las dos tienen mucho en común aparte de su estética y es que la estrella del reality actualmente estudia Derecho. Definitivamente, las apariencias engañan.

Inés Beltrán

REDACTORA DE MODA

Siempre soñé con ser modelo pero lo mío no es el silencio. Adoro la moda y podría estar un dia entero hablando.