Si no conoces el Santander Music Festival es hora de que marques este festival a la orilla del mar como una de tus citas musicales pendientes.

Siempre he tenido alma festivalera. Tanto como el trabajo me lo permite, me gusta recorrerme todos los festivales de España, aquellos afines a mi gusto musical, claro está, pero también he acabado en alguno que poco tenía que ver con la música que suena habitualmente en mi Spotify.

BBK, Arenal Sound, NOS, Azkena, Sansan, SOS, Sonorama... Sin embargo, sólo hay uno al que vuelvo año tras año (y ya van seis ediciones). Ese es el Santander Music Festival y os cuento los motivos qué hacen que este pequeño festival haga competencia a algunos de los más grandes del país:

    • El cartel. Sabe mantener la esencia indie sin renunciar a nuevas incorporaciones que se adaptan a otras corrientes (véase Bad Gyal este año). Todos los años hay alguna sorpresa en forma de artista internacional, este año esos son Kaiser Chiefs.
    • La ubicación. ¿Un festival entre dos playas? Sí. Entre las santanderinas playas de El Camello y Bikinis se sitúa el escenario. Entre canción y canción uno puede asomarse a la barandilla y ver el mar o acabar una noche de conciertos escuchando las olas. ¿Lo mejor? Ver los atardeceres que tiene.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SantanderMusic (@santandermusic) el

  • El entorno. Ya no sólo es su privilegiada ubicación, sino todo lo que montan cada año dentro del festival. Es uno de los festivales con mayor oferta gastronómica de calidad, además de contar con un pequeño market donde se reúnen firmas de aire artesanal locales.
  • El espíritu. Considero que es de los pocos festivales que siguen manteniéndose ‘vírgenes’ del mal llamado postureo y de la masificación. Puedes saltar en primera fila, pero también puedes sentarte en el césped y escuchar la música tranquilo mientras disfrutas de la cena o de una buena cerveza.
  • Las actividades extra. Las llamadas Vermú Sessions, el arte que involucra cada año, clases de surf, de SUP o de Skate son solo algunas de las actividades que incluye en su oferta. En resumen, una experiencia 360.

 

Dónde: Campa de la Magdalena (Santander)

Cuándo: 1-2-3 de Agosto

Precio:

Abono general: 65 euros

General + camping: 80 euros

Por día: 35 euros

Marina Scofield

Directora

Estudié Comunicación Audiovisual, amo el cine, escribir, la moda y la poesía.