Villa Capri, el sabor de la dolce vita

Villa Capri: este bellisimo restaurante italiano ubicado en plena calle Hortaleza te trae lo mejor de la costa Amalfitana a tu plato. 

 

POR: ANDREA FRANCISCO

Prepara tu móvil nada más llegar a esta deslumbrante trattoria porque te aseguramos que te enamorarás de ella desde la primera vez que la veas. Al primer bocado en Villa Capri, ya te darás cuenta de que acabas de aterrizar a más de 2.000 kilómetros de la capital, allí donde huele a mar y limón y “se refugian las sirenas”. Bienvenidos, a la Isla de Capri.

 

 

A nosotros lo que nos gusta es el sabor y, precisamente, a estos platos clásicos italianos no les falta de nada. La sola idea de que toda su oferta esté preparada a partir de productos de temporada traídos directamente de Italia ya nos conquistó. Para empezar, te recomendamos como entrante la Burrata Padrón, jugosa, rellena de pesto y almendras, que hemos probado y te aseguramos que está de vicio.

 

Tampoco pudimos resistirnos a sus croquestar de la sección antipasti, cinco croquetas rellenas de bechamel de trufa fresca con jamón que están para chuparse los dedos. Aún más deliciosas y ligeras si lo acompañas con un buen cóctel. Todos ellos elaborados por el chef italiano Barmán Gianmarco Cándido, con más de once tipos para elegir. En nuestro caso, la combinación dulce-salado nos hizo decantarnos por el killer colada, creado a partir de crema de coco y jarabe de canela.

 

Al más puro estilo italiano

Como no podía ser de otra forma la pasta fresca es la reina de la casa. Detrás de estas exquisitas creaciones se encuentra el chef italiano, Nicholas Amici, quien combina en cada plato las recetas italianas más clásicas con ingredientes mediterráneos. Prueba de ello es el Mafaldine al tartufo, con trufa negra de Molise, champiñones y cremosa nata. ¿No se te hace la boca agua?

 

 

Entre las especialidades de la casa se encuentran los gnocchis a la sorrentina hechos a base de patata, salsa de tomate y queso scarmoza ahumado que, sin duda, quitan el hipo a cualquiera. Eso sí, prepárate para la enorme cesta de pan crujiente sobre la que te los sirven. Desde luego que para nosotros la atención y las cantidades fueron de diez. ¡A comerse Italia se ha dicho!

Perteneciendo al grupo francés Big Mamma, cadena catalogada como la tercera mejor pizzería del mundo, no nos podíamos ir sin probar alguna de sus famosas pizzas napoletanas. La margarita elaborada a partir de tomates San Marzano de Paolo Ruggiero, mozzarella flor di latte y albahaca no dejó indiferentes a los más tradicionales de nuestra mesa.

 

Sus postres gourmet

Y para rematar este banquete, una doppia do dosis de amore: el sabor de la dolce vita. Si todavía te queda un huequito en tu estómago te sugiero que te rindas a su delicada selección de postres. ¿Quieres completar la experiencia Villa Capri? Entonces no puedes perderte il tigramisù, cocinado a partir de mascarpone, huevos, café y Marsala. Así que olvídate de contar calorías, ¡y a disfrutar!

Y es que, este local, al igual que decía Homero, es como Capri: tiene algo que te atrapa y no te deja marchar. Lunga vita alla Cucina Italiana!

 

 

Información de interés:

 

RESTAURANTE VILLA CAPRI

Dirección: C/ Hortaleza, 118

Teléfono: 914 41 62 99

Ticket medio por persona: 25-30€ 

Tipo de comida: italiana, mediterránea, casera

 

 

Coolturize Team

Celia Amieva, redactora de lifestyle y gastronomía.