Si hay unos premios conocidos en cada rincón del planeta, esos sin duda son los Oscars.

La pasada madrugada tenía lugar en el mítico Dolby Theatre la 92 edición de los Oscars, donde el brillo, el talento y las quinielas estaban más que asegurados. A pesar de ello también tuvo lugar alguna que otra sorpresa como la que se llevó «Parásitos» al alzarse con el Oscar a mejor película.

Una gala que se alargó más de tres horas y media, sin maestro de ceremonias por segundo año consecutivo, protagonizada por el humor y el desenfado de las estrellas invitadas, protagonistas de la noche en un ambiente en el que la música tuvo un papel muy importante

Parásitos de Bong Joon-ho hace historia

Era la primera vez de Bon Joon-ho, y tras este éxito esperamos que no sea la última. Parásitos ha sido la gran triunfadora de la noche y es que ha conseguido hacerse con cuatro estatuillas entre ellas la de mejor película, convirtiéndose así en la primera película de habla no inglesa en conseguirlo.

La crítica a la división de clases, en una fusión de géneros acabó en Oscar. Una ingeniosa y demoledora obra sobre la vida familiar sin trabajo contrapuesta a una familia rica se ha convertido en todo un fenómeno reconocido desde Cannes hasta Hollywood.

Parásitos no es la primera película no inglesa que a lo largo de la historia ha conseguido esta doble nominación, pero sí la primera en hacerse con ambos. Ya que en anteriores ocasiones este puesto había estado ocupado por películas como La vida es bella y Roma.

El primer Oscar de Brad Pitt

El primer premiado de la noche fue Brad Pitt, quien conseguía su primer Oscar en la categoría de mejor actor secundario por su papel en Érase una vez en...Hollywood. Tras haberse hecho con el globo de oro, todas las miradas apuntaban en su dirección.

En cierta medida se podría decir que se trata de su primer Oscar en su larga trayectoria actoral, ya que no es del todo cierto pues en 2013 recibió uno formando parte del equipo de producción de 12 años de esclavitud.

En su discurso se acordó de sus compañeros de nominación especial de Tarantino y por otro lado de su gran amigo y compañero Di Caprio.

Joaquín Phoenix, lo vuelve a conseguir

Al actor estadounidense, que partía como favorito, solo le quedaba hacerse con el Oscar. Habiendo visto reconocido su trabajo en otras ocasiones como lo fueron los Globo de Oro o los Bafta, anoche no iba a ser menos.

Ponerse en la piel de uno de los villanos del cine por excelencia, el Joker, parece que no ha hecho más que traerle alegrías al actor. Por un personaje que le llevó a adelgazar 23 kilos y, dotarle de una personalidad arrolladora en una sociedad en la que tiene que poner humor aún siendo ninguneado siendo el archienemigo de Batman. El payaso de la sonrisa pintada, volvía a ver reconocido su trabajo. 

En su discurso, al que ya nos tiene bastante acostumbrados recordó a su hermano fallecido, quien le inculcó su pasión por la interpretación y confió en que sería un buen actor, llevándole a día de hoy a recibir uno de los mayores reconocimientos.

El Joker es el resultado de treinta largos años de un Phoenix que se deja la piel en la interpretación de cada uno de sus papeles protagonistas.

La música, gran protagonista en la gala

Sabemos que música y cine siempre van de la mano, y que una gala de premios sin números musicales sería menos gala. Y si no que se lo digan a Hollywood.

A pesar de que muchos la consideraron como una gala bastante plana en cuanto a contenido, las actuaciones musicales daban luz a algunas de las sombras y el ritmo de la gala.

Algunas de las actuaciones más comentadas fueron la actuación sorpresa de Eminen y la unión de todas las Elsas del mundo, que entonaron el tema nominado «Into the Unknown» de la película Frozen II. Entre las Elsas, destaca especialmente la artista española Gisela. La que fuese concursante de la primera edición de Operación Triunfo aterrizó en Los Ángeles.

View this post on Instagram

How many Elsas can you fit in an elevator? #Oscars

A post shared by The Academy (@theacademy) on

Otro de los momentos más comentados y alejados del ritmo plano de la gala fue la broma de Cats en su presentación a efectos visuales, la antesala a la actuación de Elton John con el tema I’m Gonna Love Me Again, que le llevo a recibir Oscar a mejor canción por Rocketman.

Tras Elton John, Billie Eilish salía a interpretar «Yesterday» como performance del momento in memoriam, dejando a algunos con ganas de más. Este clima se mantuvo hasta el final de la gala y es que el momento de clausura de la mano de Jane se quedó en eso mismo, un momento breve, un simple «bueno, pues hasta aquí´los Oscar. Gracias por acompañarnos.» Y ya.

Ni Almodovar, ni Klauss, no corrió suerte para el cine español

El cine español partía con tres nominaciones y aunque resonasen mucho los nombres, ninguna estatuilla tenia como destino España. Klaus a pesar de partir como favorita en la categoría de mejor película de animación vio su premio arrebatado por Toy Story de la gran factoría Disney. Y en el caso de Almódovar, competir con la que se convertiría en la mejor película de todas las categorías no iba a ser tarea fácil.

Netflix se vuelve a ir de vacío

La gran plataforma Netflix se vuelve a ir de vacío en una gala de premios. Pese a las diez categorías en las que estaba nominada, no logró obtener reconocimiento ni para El irlandés ni para Los dos papas.

A pesar de ello, un rayito de luz salió en favor de la plataforma cuando Laura Dern se hizo con el Oscar a mejor actriz secundaria, un premio esperado que muy emotiva dedicó a sus padres.

Los pronósticos se cumplen para Laura Dern

Habiendo arrasado en otras entregas de premios, era momento de hacerlo en una gala como los Oscar. Y es que la abogada especialista en divorcios que encarna Laura Dern en Historia de un Matrimonio, solo le ha traído alegrías.

A pesar de que hasta el momento no se había hecho con ningún Oscar, la carrera de Dern ya se había visto reconocida en otras ocasiones habiéndose hecho con cuatro globos de oro y un Emmy.

Su trayectoria es innegable y estos últimos años ha sido muy destacado. La hemos podido ver cómo protagonista de la película The Tale, o como amiga y madre en Big Little Lies, y en otras como Star Wars o Jurassic Park. Damos por seguro que la carrera artística de Laura Dern seguirá dando mucho que hablar.

 

A pesar de todo esto, los premios estuvieron muy repartidos. Así ha quedado la lista de ganadores:

  • Mejor película: Parásitos.
  • Mejor actor principal: Joaquín Phoenix por Joker.
  • Mejor actriz principal: Renée Zellweger por Judy.
  • Mejor dirección: Bong Joon-ho por Parásitos.
  • Mejor actriz de reparto: Laura Dern por Historia de un matrimonio.
  • Mejor actor de reparto: Brad Pitt por Érase una vez…en Hollywood.
  • Mejor canción: (I’m gonna) Love me again de Elton John por Rocketman.
  • Mejor banda sonora: Hildur Gudnadóttie por Joker.
  • Mejor película internacional: Parásitos.
  • Mejor maquillaje y peluquería: Kazu Hiro, Anne Morgan y Vivian Baker por El escándalo.
  • Mejor montaje: Michael McCusker y Andrew Buckland por Le Mans’66.
  • Mejor fotografía: Roger Deakins por 1917.
  • Mejor sonido: Mark Taylor y Stuart Wilson por 1917.
  • Mejor montaje de sonido: Donald Sylvester por Le Mans’ 66.
  • Mejor corto documental: Learning to skateboard in a barzonee (if you’re a girl)
  • Mejor documental: American Factory.
  • Mejor diseño de vestuario: Jaqueline Durran por Mujercitas.
  • Mejor diseño de producción: Érase una vez…en Hollywood.
  • Mejor corto de ficción: The Neighbor’s Window.
  • Mejor guion adaptado: Taika Waititi por Jojo Rabbit.
  • Mejor guion original: Bong Joon Ho y Ha Jin Won, por Parásitos.
  • Mejor corto de animación: Hair Love de Mathew A. Cherry.
  • Mejor película de animación: Toy Story 4.
Sara Santatecla

Maestra, reinvindicativa, feminista y libre. Adoro escribir, vivir, el arte en general y la educación especial. Todo momento tiene su banda sonora.