Los tonos neutros suelen ser la apuesta predilecta para la ropa de abrigo en invierno no sólo por la sobriedad que proporcionan a la hora de vestir, sino también por la sabia inversión que suponen. Sin embargo, es inútil acumular docenas de abrigos idénticos: hay que reconocer que por mucho que varíe el botón o la hebilla no aportan nada nuevo a nuestro vestidor. Las expertas de moda nos han demostrado que existe, en cambio, un tipo de gabán en el que sí merece la pena invertir, el abrigo chillón.

“Todo apunta a que se convertirá en la prenda estrella de la temporada.”

Lo bueno de esta tendencia es que no hace falta parecer una bola de discoteca para darle una pizca de optimismo a nuestro look. Sorprendentemente, es suficiente con siluetas oversize, estampados originales y cortes asimétricos. Fue en el street style de las semanas de la moda primavera/verano 2020 donde vimos las mejores propuestas de estilismos de la mano de las insiders de la industria. La mayoría de ellas prefirieron llevar el abrigo chillón en clave discreta y, para ello, lo combinaron con vaqueros y camisetas básicas y monocolor.

La variante más femenina pasa por ser de cuero y ajustada a la cintura. Además, el material estrella de la temporada añade sofisticación a los sencillo outfit estacionales. Pero si hay una prueba de su impacto en la moda vigente es su universalidad: tanto parisinas como danesas se atreven a llevarlo pese a la disparidad de sus estilos. Mientras la francesa Caroline Daur aboga por un modelo de rallas delgadas y unos pantalones palazzo blancos; la máxima representante del Scandi Cool, Pernille Teisbaek, opta por amalgamarlo en tono minimalista. Su elección es llamativa, colorida, asimétrica, oversize e incluso acolchada pero su savoir-faire la avala.

En último lugar, y sólo apto para intrépidas, encontramos el abrigo chillón combinado con ropajes aún más pintorescos. No obstante, lejos de contrarrestar su efecto, lo acrecienta. Es muy improbable tener la valentía y tiempo suficientes para probar estas propuestas pero no perdemos nada por experimentar los días más juguetones. También cabe la posibilidad de conjuntarlo con telas de la misma colección. Dicho esto, queda ver qué te sienta bien y qué va contigo. ¿Eres de estampados de serpiente o de líneas claras? Sea como fuere, nada puede salir mal si lo combinas con botas altas y un pequeño bolso de asa.

 

Inés Beltrán

REDACTORA DE MODA

Siempre soñé con ser modelo pero lo mío no es el silencio. Adoro la moda y podría estar un dia entero hablando.